Creación de concepto para una gama de cosméticos. Desarollo de naming, branding y packaging.
Bang! Bang! 2018

Selfish: egoísta. El concepto perfecto para una gama de productos de cuidado corporal que aboga por una actitud desenfadada y egoísta con nuestro cuerpo. “Es el momento de cuidarse. Es mi momento.”

Dirigido a un público joven y sin prejuicios; se desarrolló una gráfica que reflejase esa actitud super femenina con un toque de empoderamiento.

La selección de una tipografía gótica desgastada para el logotipo y el contraste del rosa pálido con un tono rojo pasión, nos ayudan a transmitir el concepto sin perder de vista el código gráfico de los productos cosméticos. Delicadeza e intensidad a partes iguales.

Finalmente, para terminar de presentar la imagen de marca, se desarrollaron algunas piezas más corporativas, como una camiseta o un colgador de puerta con el mensaje “DO NOT DISTURB. Selfish time”, que elevan la marca a un nivel de culto muy acertado para este tipo de productos.